Plantas medicinales y nutracéuticos para el sistema inmunitario.

Durante el paso del tiempo, el ser humano ha tenido que ir haciendo procesos de adaptación continuos, los cuales fueron condicionados ante todo y sobre todo por el sistema inmunológico, a efectos de poder combatir a los diferentes agentes infecciosos, ambientales y tóxicos. La llegada de un agente extraño capaz de inducir una respuesta inmunológica se conoce con el nombre de antígeno.

Los antígenos suelen ser proteínas, glicoproteínas o glicolípidos (los hidratos de carbono, los lípidos y los ácidos nucleicos son poco antigénicos), los cuales tienen la capacidad de penetrar en el organismo por diferentes vías. Forman parte de microorganismos (virus, bacterias, parásitos, hongos), de compuestos químicos (medicamentos, alimentos), de tejidos trasplantados, de partículas inanimadas, etc. Desencadenando una serie de fenómenos que el organismo tendrá que combatir por medio de dos mecanismos:

Humoral: cuando la misma está mediada por anticuerpos.

Celular: cuando está mediada por células.

Las células que intervienen en procesos inmunitarios se originan en células madres pluripotenciales de la médula ósea, que llevan a dos tipos de diferenciación, la linfoide (genera linfocitos) y la mieloide (genera fagocitos).

Entre los fagocitos cabe destacar a los monocitos los cuales tiene la capacidad de emigrar a los tejidos y transformarse en macrófagos y a los leucocitos polimorfonucleares. Además, existen otras células, como los mastocitos, células endoteliales y las células presentadoras de antígeno a las células T, que también intervienen en las respuestas inmunitarias y que no pertenecen a ninguno de estos grupos.

Tanto la respuesta humoral como la celular puede ser, específica sobre ese agente invasor o inespecífica, en cuyo caso se movilizan una serie de elementos defensivos de manera global y amplia. Cuando la respuesta inmunitaria es específica, quienes allí va a actuar son los anticuerpos (respuesta humoral) y los linfocitos T citotóxicos (respuesta celular). En tanto en la respuesta inespecífica, los efectores principales son el sistema del complemento, macrófagos, leucocitos, linfocitos natural killers (o células asesinas) e interferones.

Durante la actividad inmunitaria de defensa, las citoquinas emiten señales hacia otros tipos celulares como es el caso de los interferones, interleuquinas, factores estimulantes de las colonias, factores de necrosis tumoral y el factor transformador del crecimiento. Los interferones (INF) son proteínas segregadas por las células infectadas por virus, los cuales son captados por las células adyacentes, estimulándolas a sintetizar enzimas antivirales, que eviten la proliferación viral, inhibiendo la replicación del genoma vírico, inhibiendo la síntesis de proteínas o activando a las células NK para destruir a las células infectadas.

La forma que tiene el sistema inmunitario de contrarrestar la actividad de los antígenos puede ser de cuatro tipos diferentes: a) Neutralización, b) Fagocitosis, c) Citotoxicidad, d) Apoptosis celular.


¿Qué plantas medicinales tienen probados efectos a este nivel?

EQUINÁCEA. Se trata de una hierba perenne perteneciente a la familia de las Compuestas, originaria del centro y sudoeste de Estados Unidos. Las especies utilizadas medicinalmente son Echinácea angustifolia D.C.; E. purpurea (L.) Moench. y E. pallida (Nutt.) Nutt.

La actividad que presenta es como: Actividad Inmunomoduladora – Inmunoestimulante, Aumento en la producción de leucocitos y linfoquinas. Elevación de la producción de interferón. Inhibición de la hialuronidasa. Aumento de la capacidad de fagocitosis por parte de los macrófagos.

Entre las formas galénicas recomendadas se encuentra el extracto seco, en dosis es de 500 mg a 1 g diario. Algunas preparaciones estandarizadas contienen 4 a 5% de equinacósido. En otras predomina el ácido cichórico. En forma de Tintura (una de las formas más comunes de prescripción de Equinácea) se prepara en una relación 1:10, a razón de 30-40 gotas tres veces al día.

GINSENG. El ginseng (Panax ginseng C.A. Meyer) es originario de China, Corea, Vietnam y Japón.

La droga está representada por la  raíz, existiendo dos variedades, una blanca (oficinal en la Farmacopea Europea) y una rojiza (oficinal para la Farmacopea Japonesa). La raíz rojiza es considerada de mejor calidad para ser aplicado medicinalmente, comercializándose como ginseng coreano rojo.

Los polisacáridos presentes en la raíz serían responsables de su acción Inmunoestimulante, demostrando un incremento en la capacidad fagocitaria de macrófagos, y estimulando la producción de interferón en una proporción cuatro veces superior a la producción normal del organismo. En cuanto a la dosis recomendada estaríamos en torno a 1 g al día repartidos en dos tomas a lo largo del día.

SHIITAKE. El Shiitake (Ganoderma lucidum) es un basidiomiceto comestible de agradable sabor, perteneciente a la familia de las Poliporáceas, de pequeño tamaño, y que se suele asentar preferentemente aledaño o encima de algunas variedades de robles, encinas u otros árboles. De hábitat silvestre, este hongo crece en amplias zonas de China, Japón y Corea.

Actualmente se cultiva sobre los robles del género Quercus, árboles diversos (Carpinus laxiflora, Castanus spp) o leña. Entre sus principios activos más importantes destacan los polisacáridos, principalmente el lentinán. Tanto el lentinán como el AC2P han demostrado poseer propiedades Inmunoestimulantes, de acuerdo con diversos trabajos realizados in vivo e in vitro. Su mecanismo íntimo de acción aún queda por dilucidarlo, aunque todo parece indicar que estimularía la actividad linfocitaria y macrofagocitaria a la vez que intervendría en la síntesis de interferón.

Existen extractos secos y polvos (ambos en cápsulas) para dosificar a razón de 2-6 cápsulas diarias, según el caso.

MAITAKE. El Maitake (Grifola frondosa) es un hongo comestible de gran porte, perteneciente a la familia Corialáceas, oriundo del oeste de Norteamérica (este de las Rocky Mountains), Europa y Asia (principalmente Japón y Corea). Al igual que con el Shiitake, presenta polisacáridos representados principalmente por beta-glucano. Las fracciones polisacáridas «D» y «MD» del β-1,6-glucano demostraron poseer efectos inmunoestimulantes y una fuerte actividad citotóxica en cobayos.

La administración de extractos elaborados con la fracción D, junto a extractos secos totales de ganoderma incrementaron entre 1,2 a 1,4 veces la capacidad de respuesta inmunocelular de pacientes con cánceres de hígado, pulmón y mama que recibían tratamiento quimioterápico.

La fracción D del β-1,6-glucano demostró in vitro incrementar entre 1,5-3 veces la actividad de los linfocitos NK (natural killers) y linfocitos T. A

Tradicionalmente se consume como alimento. Suele adicionarse al té o a sopas, a razón de 3-7 g al día. Existen productos en el comercio con este hongo, solo o asociado a Ganoderma lucidum y/o Lentinus edodes y/o Coriolus versicolor. También se comercializa el beta-glucano estandarizado en Europa, Asia y EE.UU.

REISHI. El reishi (Ganoderma lucidum) es otro importante hongo medicinal, perteneciente a la familia de las Ganodermatáceas, originario de las regiones tropicales de Oriente. Crece preferentemente sobre la base de la leña viva o muerta de árboles caducos (en especial sobre robles, hayas o ciruelos).

Está constituido principalmente por los polisacáridos BN3-A, BN3-B, BN3-C (solubles en agua) y hetero-β-D-glucanos, conocidos como ganoderanos A, B y C (insolubles en agua). Se trata de un hongo que tiene la capacidad de incrementar la proliferación de linfocitos. En dosis de 25- 100 μg/ml se demostró un incremento en la liberación de interferón por parte de los linfocitos T.

Para los niños podemos utilizar un producto hecho de Ganoderma lucidum, que se llama Dr. Rei (Hifas Da terra). Es un producto para la modulación del sistema inmunológico, y trabaja en el fortalecimiento de procesos virales, ORL, y contagios en guarderías y colegios.

GINSENG SIBERIANO. Conocido también como eleuterococo (Eleutherococcus senticosus). Es oriundo de la ex-Unión Soviética, en especial de los distritos siberianos de Primorski y Jaborovsk donde conforma extensos bosques que cubren cerca de 10 millones de hectáreas. También se lo encuentra, aunque en menor medida, en la región de Amur y en la isla de Sajalín. Los estados de Japón, Corea del Sur y China (provincias del noreste: Shansi y Hopei) son el resto de países que conforman el hábitat natural de este arbusto.

Se emplea medicinalmente la corteza de la raíz, la cual contiene una serie de lignanos denominados eleuterósidos (A, B, B1, B4, C, D, E, E1, E2, F, G, I, K, L y M), así como polisacáridos (eleuteranos) denominados PES-A y PES-B.

Una de las principales acciones está en relación a su efecto inmunomodulador, en el cual jugarían un papel fundamental los polisacáridos PES-A y PES-B.

Dicha investigación sugiere que las sustancias inmunoestimuladoras halladas, producen una estimulación no específica del sistema de defensas, característico de los vegetales adaptógenos.

El empleo del eleuterococo en China se preconiza como preventivo de resfríos y gripes. Las regiones del noreste de China tienen alta prevalencia de bronquitis crónica debido a sus condiciones atmosféricas, de manera tal que la toma de este producto se ha popularizado mucho en este tipo de afección.

Se venden productos estandarizados en base a esta planta (35 mg de extracto) con valorización de eleuterósidos (280 μgr). También extracto seco (10:1) 150 mg, con valoración del 0,8& en eleuterósidos.

UÑA DE GATO. Se trata de una planta arbustiva trepadora perenne, de grandes dimensiones, perteneciente a la familia de las Rubiáceas, oriunda de Sudamérica. Crece en la zonas selváticas y boscosas de Perú (desde el Departamento de Loreto hasta Madre de Dios y Cuzco), cuenca del Amazonas, Colombia (Chocó), Bolivia, Brasil, Guayanas, Panamá (Bocas del Toro y Valle del río Gatún), Nicaragua, Costa Rica, Belice, Guatemala, Ecuador y Trinidad Tobago. La droga está constituida por la corteza interna de los tallos. En segundo término, se emplean las hojas y la raíz.

Desde el punto de vista fitoquímico, está constituida por alcaloides oxindólicos con estructura pentacícilica y tetracíclica. En estudios ha demostró poseer la más alta actividad fagocítica. una función Inmunoestimulante a través de un triple mecanismo: estimulante de la fagocitosis, antimutagénico y antioxidante celular.

Entre las formas galénicas destacan la Decocción al 2% (corteza). Se administran 3-4 tazas diarias. Tintura (1:10), en alcohol de 70o., se administran 25-40 gotas, 2-3 veces al día. En forma de Polvo de Corteza: 2-4 g diarios.

WITHANIA. La Whitania (Withania somnifera) es una planta de la familia Solanáceas, originaria del sur de África, siendo luego distribuida hacia el África septentrional, región mediterránea, Europa meridional (Península Ibérica), Islas de Sicilia y Cerdeña, Egipto, Marruecos, Asia oriental, Pakistán, Sri Lanka e India. En este último país forma parte de la Medicina Ayurvédica y se la conoce como ashwagandha.

La droga vegetal está representada por la raíz la cual contiene lactonas esteroidales conocidas como withanólidos A-O, Q, R, T, U, Y y WS-1.

Extractos en polvo de withania administrados por vía intraperitoneal, han demostrado propiedades inmunoestimulantes en ratones, generando una significativa movilización e incremento en la actividad fagocitaria de macrófagos peritoneales, como así también un incremento en la celularidad de médula ósea y en la actividad de enzimas lisosomales.

Desde lo galénico, se prepara en forma de Polvo de la raíz (forma tradicional de consumo, conocido como Ashwagandha chorna), administrándose 1-5 g dos veces al día en un poco de leche tibia y ghee (mantequilla clarificada). Se suele agregar canela y azúcar negra para evitar el sabor desagradable que suele tener esta planta. Como extracto seco estandarizado se prepara en forma de tabletas conteniendo 300 mg de raíz, con estandarización de 4,5 mg de withanólidos.


Nutracéuticos Importantes

En este apartado nos vamos a centrar en las fuentes nutricionales más importantes para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Ácidos grasos omega 3. Los vamos a encontrar en las semillas de lino, chía y en las calabazas, nueces y en los pescados de agua fría como la sardina, el arenque, el salmón y el atún. La mejor relación entre EPA Y DHA es de 4:1.

Ácidos grasos omega 6. Los vamos a encontrar en la onagra, borraja y el grosellero negro.

La actividad general de los omegas el muy variada, acción antinflamatoria, protectores cardiovasculares, acción hipolipemiante, síndrome premenstrual, esclerosis múltiple, afecciones de la piel, actividad antioxidante, trastornos hepáticos y renales, esquizofrenia, embarazo, lactancia, y la que nos trae a colación Inmunidad.

Se ha constatado los efectos de los ácidos grasos Omega 6 de origen vegetal en la respuesta inmunitaria, demostrado que son necesarios para desempeñar una función inmunitaria normal. La carencia de ácidos grasos es perjudicial para las respuestas mediadas por las células B y T, carencia que se normaliza cuando los metemos a través de la alimentación.

Por tanto, una forma buena de aportar los ácidos grasos poliinsaturados, será a través de una dieta equilibrada, consumiendo pescados azules y aceites de origen vegetal como, por ejemplo, el de oliva, soja, onagra, chía, etc.

La vitamina D es muy importante en el control de las infecciones. Os dejo una relación de alimentos de mayor a menor contenido en vitamina D, en microgramos, expresada en 100g de porción comestible d distintos alimentos para el consumo. Anguila (110), Atún (25), Caballa (10), Congrio (20), Hígado de ternera (0,5), Huevo (2), Leche de vaca (0,2), Mantequilla (3), Salmón (5), Salmón ahumado (20), Yema de huevo (6).

La vitamina K, la vamos a encontrar de mayor a menor en alimentos con más de 150 μg (Brécol, Coliflor, Espinacas, Lechuga, Perejil, Repollo) y con 50-150ug (Hígado, Patatas y Zanahorias).

La Vitamina C, la encontramos en estos alimentos de mayor a menor contenido en vitamina C, en microgramos, expresada en 100g: Acelgas (20), Berro (87), Castañas (23), Coles de Bruselas (100), Coliflor (50), Fresas (60), Kiwi (71), Limón (50), Naranja (50), Papaya (82), Perejil (200) Pimientos verdes (120), Tomates (38), Trucha (2).


Saludos a tod@, espero que os ayude un poco esta pequeña información, para obtener tanto de las plantas medicinales como de las suplementaciones nutricionales, elementos que son indispensables para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Un fuerte abrazo,

Francisco Cepas Carmona.

Abrir chat